Julio Korn: grupo editorial argentino

Julio Korn1

 

Julio Korn (1906-1983) llegó a formar en la Argentina, tal vez, el mayor grupo editorial. Sus seis publicaciones semanales, “Radiolandia” (400.000 ejemplares), “Anteojito” (285.000), “Antena” (260.000), “TV Guía” 215.000) y “Vosotras” (200.000), competían entre sí por el primer lugar en el mercado de las revistas, junto con “Así”, de Héctor Ricardo García.

 En 1936, a pocos meses de la muerte de Carlos Gardel, elevó al triple la tirada de “Radiolandia”, cuando comenzó a publicar la vida del cantor, a la manera de folletín. La vida de Gardel fue narrada por su madre, cuyos derechos de reproducción cedió gratuitamente. gardel

Las revistas –decía Korn– siempre fueron el costado superfluo del periodismo, salvo para las mujeres. Korn se inició en el mundo editorial –cuando aún era un adolescente- realizando la impresión de pentagramas musicales con una maquina Minerva a las que luego le agregó la letra, para que, quien ejecutara un instrumento, también pudiera cantar. Más tarde formó una empresa grabadora de discos que imprimió más de 35.000 títulos, entre los que hizo famoso el tango “El Ciruja”, que llegó a ser bestseller de la música popular y que en sucesivas ediciones, vendió un millón de discos.

Según recordaba Korn, las cosas empezaron a ir bien en 1924, cuando inició la publicación de “La canción moderna”, que luego refundó como “Radiolandia”, en la que puso en práctica sus postulados básicos –entretener e interesar en términos masivos, sin aspirar más que a la amenidad-; la revista seguía de cerca los desvaríos sentimentales de los astros argentinos de cine, radio y, posteriormente, televisión.

rev Vosotras En 1939 se asoció a dos distribuidores de revistas y comenzó a editar “Vosotras”. En 1941 nació “Labores”. En 1945 editó su anuario “Moda de Vosotras”.

rev Goles

Otra de sus empresas fue la Editorial Deportiva que en 1950 fundó “Goles”, un semanario que dedicaba el 95 por ciento de su espacio a reseñar la actividad futbolística, siguiendo la política de sus revistas. El casamiento de un centrodelantero o la compra de una casa por cualquier wing famoso, interesaban tanto como el rendimiento en el campo de juego.

Todas las publicaciones de Editorial Korn creaban estímulo a los lectores que no se satisfacían con ver simplemente a sus ídolos en el campo de juego.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s